NO SEAS VÍCTIMA DE TU IDIOSINCRASIA RELIGIOSA

Podríamos afirmar, sin temor a equivocarnos, que la pobreza que padecen miles de millones de personas en el mundo occidental, no se debe a la falta de trabajo ni a la falta de capacidad intelectual, sino más bien a su idiosincrasia cristiana; a la divinización de la antigua filosofía griega, impuesta por el cristianismo.

Una sola idea platónica adoptada y propagada por el cristianismo, ha sido capaz de empobrecer, tanto intelectual, como económicamente, a miles de millones de personas en todo el mundo. Esta idea es universalmente conocida en gran parte del mundo:

“Raíz de todos los males es el amor al dinero”

Desde luego que con este tipo de ideas, aparentemente inofensivas, nadie puede hacerse rico. Esto es lo que enseñaban los filósofos griegos como Sócrates, Platón y Diógenes de Sínope, cuatro siglos antes de cristo. Y esta es la razón por la que es prácticamente imposible ser ganadores y auténticamente cristianos al mismo tiempo. En realidad nadie puede ser considerado auténticamente cristiano hoy en día.

El cristianismo es una religión totalmente antieconómica, sustentada básicamente en la antigua filosofía griega; la cual consiste en renunciar a las riquezas, al dinero, a toda clase de bienes materiales y a los placeres físicos, para alcanzar la gloria, la santidad, la salvación, la vida eterna y la naturaleza de los dioses, de acuerdo con la filosofía idealista y platónica.

Te recomiendo la lectura de “Fedón, o sobre el alma”, de Platón, para que veas en dónde nace la idiosincrasia del mundo occidental, y gran parte de lo que muchos consideran “divino”, sin serlo. Por lo menos la pobreza, desde ningún punto de vista puede ser considerada divina, sino todo lo contrario.


Comments Closed

No se admiten más comentarios