¿QUIÉN PUEDE SER UN AUTÉNTICO CRISTIANO?

En realidad, hoy en día nadie puede ser considerado como auténtico cristiano, ni siquiera los que se consideran “buenos cristianos”.

Los únicos que realmente vivieron como cristianos, fueron los filósofos griegos cínicos, quienes vivieron como auténticos perros, de ahí su nombre, kinikos, “como “perros”. Estos filósofos vivían en las calles, sin casa, sin familia, sin placeres físicos, sin riquezas y sin ninguna clase de bienes materiales. Fueron filósofos totalmente absortos en su filosofía. Diógenes de Sínope fue su más alto representante. Un auténtico cristiano debería vivir como los cínicos. De hecho estas son la bases filosóficas fundamentales del cristianismo: La renuncia absoluta a las riquezas y a los placeres físicos.

Aunque el cristianismo está fuertemente influenciado por la filosofía de los cínicos, realmente ya nadie puede considerar este tipo de filosofía como algo realmente divino. Por el simple hecho de tener casa, familia, placeres físicos y algunas propiedades materiales, automáticamente ya nadie puede ser considerado auténtico cristiano.

“Vende todo lo que tienes, dáselo a los pobres y luego ven y sígueme”. Esto es lo que hace a un verdadero cristiano.

La pobreza económica absoluta, la renuncia a las riquezas y a toda clase de bienes materiales, la renuncia absoluta a los placeres físicos, el celibato, la renuncia a tener familia, y la entrega total a la filosofía, es lo que realmente hace a un auténtico cristiano.

¿Quién puede ser un auténtico cristiano?
¿Quién realmente puede renunciar a sus placeres físicos?
¿Quién puede vivir sin cierto grado de riqueza?
¿Quién se atreve a vender sus bienes para dárselo a los pobres?
¿Quién realmente ama a su prójimo como a sí mismo?
¿Realmente es posible amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos?


Comments Closed

No se admiten más comentarios